Apple destacado Pruebas Software

12 marzo 2008 a las 8:42 pm

Primeras impresiones de Aperture 2

Justo tras la actualización del OSX Leopard a la versión 10.5.2, llegó Aperture 2. Esto no es casual, ya que tanto Aperture como el resto de los programas de Apple dependen de unas librerías del sistema para dar soporte a los formatos RAW de los distintos fabricantes de cámaras fotográficas. Por ello el añadir soporte a una nueva cámara supone a Apple una actualización del sistema operativo y por ello llegaron a nuestras manos en ese orden. Apple anuncia más de 100 novedades en el programa, veamos algunas de ellas.

interface-aperture2.jpg

Nada más abrir el programa notamos que el interface ha cambiado, no es un cambio radical, pero sí significativo. Ahora trabajamos a dos columnas y para movernos entre la lista de proyectos, ajustes de las fotografías y metadatos, usamos unas pestañas dentro de la misma área de la ventana. Creo que el cambio es positivo ya que intimida menos a los nuevos usuarios que la versión anterior, además de que nos permite ganar espacio para trabajar con nuestras fotos.

Para poder trabajar con Aperture, lo primero que debemos hacer es importar una serie de fotos. Para hacer las pruebas utilicé 24 fotos tiradas en RAW con una Canon 1D Mark II, las fotos son de 8 MP, por lo que los archivos ocupan al menos 8 MB aunque en función del ISO usado, el tamaño puede subir hasta los 10 o 12 MB por foto. El Mac usado fue un MacBook Pro Santa Rosa con procesador Core 2 Duo a 2,2 Ghz. y 4 GB de RAM, corriendo Leopard en su última versión 10.5.2. Para las pruebas de velocidad, lo comparé con Aperture 1.5.6 corriendo en la misma máquina.

Importación de archivos.

El proceso de importación es el mismo que en la versión 1.x de Aperture, por defecto deja las fotos en su ubicación original, aunque yo utilicé la opción de copiarlas a la librería del programa. Cada paso lo repetí 5 veces, descartando valores anormales si los hubiese y calculé la media aritmética de todos ellos.

Aperture 1.5.6 tardó 17,8 segundos en importar los 24 RAW, mientras que Aperture 2.0 lo hizo en 16,1. Usando Aperture 2 siempre tenemos la sensación de que va más suelto, no es una gran diferencia, pero si que es apreciable, sobre todo con grupos grandes de fotos. Ahora Aperture trabaja con miniaturas (thumbanils) y previos de las fotos, es la forma que ha encontrado Apple de mejorar la velocidad del programa, tras importar las fotos, el programa comienza a crear las vistas previas de las mismas. La operación puede llevar bastante tiempo si son muchas fotos. En las preferencias del programa podremos establecer el tamaño de esas vistas previas con objeto de reducir los tiempos y el disco duro ocupado ya que por cada foto tendremos su correspondiente vista previa y miniatura.

El programa también incorpora una funcionalidad muy demandada, el tethering, una opción que permite controlar la cámara desde el ordenador usando el disco duro como almacén. Muy útil sobre todo en estudio o para hacer fotografías en intervalos de tiempo, es una pena que incorpore soporte para las cámaras más recientes en el mercado.

ficheros-aperture2.png

Procesando las fotos

A pesar de que se ha simplificado el interface de Aperture e incluso se ha acercado a iPhoto, el programa sigue siendo una aplicación para profesionales y es en las opciones para éstos dónde se ha de batir el cobre con la competencia. La nueva versión trae alguna opción interesante como el inspector HUD en la vista de pantalla completa, nuevas opciones en el RAW Fine Tuning, integración con iPhoto,…

Las novedades más interesantes desde el punto de vista del procesamiento de imágenes son las nuevas opciones de Recovery y Black Point de Exposure, permiten recuperar luces altas y sombras de una manera sencilla. Aperture sigue ofreciendo la herramienta de Highlights & Shadows, que permite hacer lo mismo con opciones más avanzadas que incluyen el control de rangos tonales, contraste, etc. Hay que recordar que esta herramienta no es milagrosa, por lo que llevada a sus extremos empeora las cosas sobre todo en las sombras ya que el temido ruido puede aparecer más tarde o más temprano.

Aperture 2 también incluye una nueva herramienta llamada Retouch Brush, un pincel de retoque que permite tanto eliminar como eliminar elementos de la imagen facilitando por tanto la eliminación de partes de nuestra fotografía. La herramienta es inteligente y es capaz de distinguir los bordes de un objeto para respetarlo a la hora de eliminar pixeles.

Vibrancy y Definition son dos herramientas situadas en la opción Enhance que permiten aumentar la saturación de los colores y mejorar el detalle de la foto. La primera es una opción inteligente que sube la saturación de los colores manteniendo un aspecto natural, sobre todo en las pieles humanas. Definition aplica ligeros incrementos de contraste, que ayudan a dar a la foto un aspecto más definido y enfocado.

También se añade una opción para jugar con el viñeteado. Aunque en principio se trata de una aberración que introducen los objetivos en la imagen, desde Aperture 2 podemos añadir o quitar viñeteado a las fotos, para dar mayor presencia a los elementos centrales de la imagen.

Si pulsamos la tecla P en la pantalla de selección, se activa el modo Quick Preview, con lo que se desactivan los ajustes y podremos movernos de forma más rápida usando las vistas previas de las fotos en vez del RAW. La nueva versión de la lupa es más usable y permite cambiar directamente entre la vista ampliada y normal dentro de la misma lupa haciendo un sólo click.

lupa-aperture2.jpg

Exportando fotos

Por la forma de trabajar de Aperture, procesa las imágenes según vamos aplicando las herramientas, la exportación a formatos como JPEG o TIFF es muy rápida, ya que sólo debe grabar el fichero. La versión 2 es un poco más rápida que la 1.5.6, exportando los 24 RAW de prueba, Aperture 2 tardó 55,7 segundos frente a los 59,1 segundos que invirtió la versión 1.5.6. De nuevo la diferencia no es muy grande, pero si es representativa a la hora de procesar muchas fotos de golpe.

La calidad del procesado de Aperture 2, en general es bastante bueno, mejora el de la versión 1.5.6, ofreciendo un buen compromiso en casi todas las ocasiones. Quizá su punto débil sea la gestión del ruido, cuando la foto tiene mucho ruido le cuesta eliminarlo de una forma natural.

ruido-aperture2.jpg

Clasificando fotos

Aperture no sólo es un programa para procesar fotos, también permite ayudarnos a catalogarlas. La parte más tediosa y más necesaria del trabajo fotográfico, ya que de nada sirve tener una muy buena fotografía si no somos capaces de localizarla cuando la necesitemos. Aperture ofrece un sistema de catalogación muy potente y fácil de utilizar en el que además de los datos EXIF de las fotos, podemos añadir palabras clave (keywords) desde unos botones configurables en la parte inferior del interface. Aperture es compatible con Spotlight, por lo que podemos usar el OSX para buscar directamente entre nuestras fotos.

A pesar de ello mantiene dos omisiones que considero muy necesarias. Por un lado sigue ignorando los metadatos añadidos cuando exportamos un RAW fuera del programa y por otro, aunque lee el formato antiguo de metadatos IPTC, ignora el nuevo sistema XMP.

Por ello si hacemos una clasificación previa, asignando estrellas con otro programa, Aperture las ignorará. Algo que no hacen sus rivales como Lightroom o Capture One. Quizá el motivo de sea que XMP es un estándar impulsado por Adobe, pero no es de recibo que Aperture pase por alto algo tan importante, sobre todo siendo un producto de Apple en el que su propio sistema operativo incluye la gestión de los metadatos.

En resumen

Aperture 2 supone una evolución sobre las versiones anteriores, mejora el interface de usuario y las prestaciones del programa, pero sigue teniendo alguna laguna. Si queremos que nuestro workflow sea gestionado por un sólo programa y damos prioridad a la sencillez y rapidez de uso frente a otras variables como la calidad máxima de las imágenes, Aperture 2 es una buena opción.

Si nuestro workflow se compone de distintas piezas o buscamos sacar la máxima calidad de nuestros RAW, sobre todo si éstos tienen bastante ruido, es posible que Aperture no sea el programa que buscamos.

Tags:

4 Comentarios

  1. muy buena revision, ha sido una gozada leer un post largo y de interes sin rumores ni las tipicas noticias que salen en todos los blogs : )

  2. Muchas gracias 😉

  3. Yo no puedo con el. Y mira que me gustaría, pero no puedo. De entrada, el interface, precioso, me resulta incomodísimo. El tamaño de los manejadores es demasiado pequeño, hay opciones dentro de las paletas que tienes que activar cada vez que procesas una foto, etc. Y trabajo con un monitor grande.

    Por otro lado, tanta opción me acaba confundiendo y no me ayuda en el 90% de los casos a mejorar el resultado final. Y, por último, la calidad de la conversión siempre ha sido inferior a Capture One. Si Capture One tuviese el interface de Lightroom sería el programa definitivo. Demomento y ante la disyuntiva de procesar bien o tenerlo todo integrado, mi prioridad es procesar bien. Por eso uso C1.

  4. Tiene mucho, pero que mucho que mejorar. Me gusta como recupera las luces (mejor que el LR). Le falta calidad a la hora de procesar los raw y especialmente el ruido y el enfoque, que es desastroso (si es que funciona). Me uno a la opinion de la última persona. Una mezcla entre C1 y LR sería perfecto.
    saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*